Plantando la Eternidad

Entrando por la Puerta Estrecha


La importancia de anotar lo que Dios te revela de diferentes maneras

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 974

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia

La importancia de anotar lo que Dios te revela de diferentes maneras

Mensaje por Graciela el Dom Ago 18, 2013 8:46 pm


Hace unos días, compartiendo una enseñanza en la Comunidad Cristiana "Creciendo en Victoria" de Ensenada, Baja California, les recomendaba a los hermanos que siempre trajeran consigo un cuaderno y un lápiz o pluma para ir apuntando todo lo que el Señor les fuera revelando ya sea en las predicaciones, en su lectura de la Biblia, la Escuela Dominical, y en general en cualquier  momento de su día.

Dios tiene diferentes formas de hablarnos:

  • Por medio de la lectura de la Biblia.
  • Cuando estamos orando.
  • Platicando con alguien.
  • Escuchando una predicación.
  • Durante las clases de la Escuela Dominical.
  • En sueños.

En todo momento Dios nos está queriendo decir cosas, compartir pensamientos, ideas, inspiraciones, nuevos proyectos, soluciones, etc. El asunto es que nosotros por lo general no prestamos atención.

Yo adquirí el buen hábito de procurar traer conmigo mi cuaderno de apuntes después de algo que me pasó hace años, y que prometí platicarlo la semana pasada, pero por una cosa o por otra no lo hice.

Yasid, éste es el relato:

Hace como unos 18 años, mi hija Citlali estaba estudiando Teatro en la Universidad, en el Centro de las Artes. La última clase del día por lo general era ya tarde, y ella no tenía seguridad de poder alcanzar el último camión que la llevara a casa; por lo que decidí pasar a recogerla todas las noches.

No se sabía a qué hora terminaría la clase el maestro, por lo que a veces mi tiempo de espera de prolongaba hasta una hora. Entonces comencé a llevarme la Biblia para leerla; pero el primer día me di cuenta de que Dios me hablaba y me hablaba constantemente en cada lectura, por lo que comencé a llevarme también un cuaderno para hacer anotaciones.

Esto se prolongó durante varios meses, de manera que casi me acabo el cuaderno.

Tiempo después (no sé, tal vez años después), un día la esposa del pastor me dijo que yo llevaría la "meditación" un jueves (de oración) de dos semanas después. Muy bien, dije yo.

No volví a pensar en eso, sino hasta pocos días antes del dichoso jueves, y por alguna razón comencé a sentirme inquieta; yo pensaba "¿por qué tengo que inquietarme? No es más que una meditación". Me tranquilizaba pensando en que sólo era leer un pasaje bíblico y hacer una pequeña reflexión, y ya está. Pero al ratito volvía a sentirme incómoda e insegura, sin poder discernir por qué. De manera que el miércoles previo al del jueves en cuestión, en la reunión de damas, me animé a preguntarle a la esposa del pastor: "Hermana, ¿en qué consiste exactamente la meditación de mañana?" Y lo que me contestó me dejó literalmente helada... "Es la predicación, Graciela". :affraid: 

¡Sentí que toda la sangre se me iba del cuerpo! En cuanto llegué a la casa, me salí a orar, primeramente pidiéndole perdón a Dios por mi descuido al no prepararme en lo absoluto para tan grande responsabilidad. En segundo lugar, desesperadamente le preguntaba ¿Qué voy a hacer? ¿De qué voy a hablar? Nunca jamás en la vida había yo predicado; pero de alguna manera intuía que se requería cierta preparación espiritual, para permitir que Dios mismo fuera el que hablara por medio del predicador. ¡Yo no había hecho nada de eso!

Estuve como media hora yendo y viniendo, llorando, orando y clamando por la ayuda divina, pues sólo contaba con ese tiempo para decidir de qué tema hablaría, y para desarrollarlo... ¡me parecía todo un mundo a cuestas!

De pronto, enmedio de mis lágrimas y de la desesperación, que me acuerdo del cuaderno de mis anotaciones... Sentí claramente que Dios me decía "Busca ahí el tema". Corrí a la casa, tomé el cuaderno, lo hojeé y de pronto resaltó una de las anotaciones que hice, que trataba acerca del sacrificio de Jesús en la Cruz. 

Comencé a escribir rápidamente porque las ideas de pronto se vinieron de golpe a mi cabeza una tras otra. Pronto ya tenía una predicación armada, titulada "La Gran Injusticia". Honestamente no recuerdo el desarrollo de la misma, pero lo que sí recuerdo fue el efecto que este mensaje tuvo en la congregación, lo cual me confirmó que efectivamente había sido el mismo Dios quien había hablado a través de mí... aprovechando mi cuaderno de anotaciones.

Desde entonces ya he llenado varios cuadernos, y de ahí vienen todas los temas que he ido desarrollando en este foro.

Tal vez Dios no te llame para que prediques alguna vez, pero lo que sí es seguro es que cuando anotas las ideas que el Señor comparte contigo, nunca sabes de qué forma servirán de bendición para otras personas.

En esta temporada en que estuve en Ensenada con mi yerno, él me pidió que lo apoyara con las enseñanzas y predicaciones de la iglesia, en lo que él se ocupaba de las pláticas a los candidatos a bautizarse.

¿Ya te imaginas de dónde salieron os temas de esas enseñanzas y predicaciones?... Sí, de mi cuadernito en turno, y aún tengo muchísimo material que no he compartido aquí, pero yo sigo con mi costumbre de anotar todo lo que el Señor pone en mi cabeza a lo largo de mi día. Hoy en día también me apoyo en el bloc de notas de mi celular.

Así que, ¿te convencí de la importancia de anotar todo lo que Dios te está diciendo constantemente?

Espero en Cristo que haya sido de bendición para ti.



¿Te ha gustado este contenido? Puedes darle Like, y compartirlo en las Redes Sociales.Para responder temas, requerido registrarse y presentarse.Antes de responder, favor de leer el Reglamento.¿No puedes ver los links? Eso es porque te falta registrarte y presentarte.
¿Ha llegado tu tiempo de rendirte al Creador todopoderoso? No lo dejes para después, es mejor ahora que tarde. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] te decimos la forma de entregarle tu vida y comenzar a vivir la vida abundante que Él ha prometido a los que le aman.

    Fecha y hora actual: Mar Sep 26, 2017 2:52 pm