Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» A punto de mudarnos a otro foro
Ayer a las 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

» ¿Cuántas horas estuvo sepultado Jesucristo?
Lun Jul 17, 2017 6:26 pm por Graciela

» La hermenéutica: arma de dos filos.
Dom Jul 16, 2017 6:19 pm por Graciela

¿Sabías que...


¿Quién es en la actualidad la "ayuda idónea"?

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 954

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia

¿Quién es en la actualidad la "ayuda idónea"?

Mensaje por Graciela el Sáb Feb 25, 2017 5:46 pm

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

A lo largo de mi vida me he dedicado a observar el comportamiento de cientos de matrimonios.

Desde muy pequeña he tenido esta tendencia; mis padres se separaron cuando yo tenía cuatro años de edad, y se separaron definitivamente cuando tenía seis años. El trauma de estos eventos se debió no sólo a lo devastadores que son en sí, sino a la forma violenta, vengativa y llena de odio en que se llevaron a cabo, y a que continuaron en la misma dinámica por muchísimos años más; prácticamente toda mi niñez, adolescencia, y buena parte de mi edad adulta.

Estas vivencias marcaron mi actitud frente a las relaciones de pareja, lo que me llevó a fracasar en todas y cada una de ellas; tengo dos matrimonios y dos divorcios en mi haber, y más de veinte años de soltería voluntaria y por acuerdo con mi Padre.

Sin embargo, por la misericordia del Señor y la sabiduría del Espíritu Santo, logré criar a mis hijos en el conocimiento de los roles establecidos por YHWH en Su Palabra; la eficiencia fue de 50 y 50: mi hija mayor y mi hijo menor han hecho matrimonios exitosos, alabado sea YHWH. Pero mis dos hijos de enmedio han fracasado en su primer intento de matrimonio. Uno se ha divorciado ya, y el otro está viviendo en unión libre con su pareja porque su esposa no le ha querido firmar el divorcio.

Y yo sigo observando y analizando. Ayer de pronto el Padre me plantó esta pregunta en mi mente:

¿Quién es la ayuda idónea hoy en día? ¿La mujer al hombre, o el hombre a la mujer?

Y es que hoy en día los roles de hombre y mujer, no sólo en el matrimonio, sino en la sociedad en general, están ya muy difuminados. En parte, por el temor de no caer en el "machismo", por otra parte por seguir recomendaciones contradictorias de los psicólogos modernos (que no se ponen de acuerdo), pero sobre todo por desconocimiento de la Palabra del Señor.

Conozco de cerca un matrimonio en el cual el esposo sólo hace lo que la mujer acepta. Se escudan en que "toman las decisiones juntos"; incluso no se le puede plantear a él solo ningún asunto, si no está ella presente. Todo indica que en realidad es ella la que fuertemente influencia en la toma de decisiones, y él ha decidido complacerla "por respeto".

Entonces, en este caso ¿quién es la ayuda idónea de quién?

En el afán de no caer en el "machismo", los hombres están cayendo en el otro extremo: en ser "mandilones". Ningún extremo es bueno, y por eso YHWH nos ha dejado instrucciones bien claras sobre lo que se debe y no se debe hacer, cuándo, cómo y hasta dónde.

Oremos para erradicar de los matrimonios los espíritus malos de Acab y Jezabel Orar



Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)
porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mateo 26:28)
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,(Ezequiel 11:19)
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. (2 Corintios 3:3)

    Fecha y hora actual: Jue Ago 17, 2017 2:30 am