Plantando la Eternidad

Entrando por la Puerta Estrecha

Nos hemos mudado al foro El Camino Correcto. ¡Te esperamos allá!

Explicación de Mateo 18:15-18

Comparte
avatar
Carlos Resendiz
Moderador
Moderador

Masculino Mensajes : 167

Currículum
Grado de Estudios: Escritor
Años de Experiencia: 6 años
Especialidad(es): Licenciado en Lengua y Literatura Hispánicas

Explicación de Mateo 18:15-18

Mensaje por Carlos Resendiz el Miér Feb 22, 2017 4:19 pm

Por tanto, si tu hermano peca contra ti, ve y repréndele estando tú y él solos: si te oyere, has ganado a tu hermano.
Mas si no te oyere, toma aún contigo a uno o dos, para que en boca de dos o tres testigos conste toda palabra.
Si no los oyere a ellos, dilo a la iglesia, y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano.
De cierto os digo, que todo lo que atéis en la tierra, será atado en el cielo, y todo lo que desatéis en la tierra, será desatado en el cielo'. (Mateo 18:15-18).

La interpretación es la siguiente: (Versículo 15).
En primer lugar, habla de dos miembros de una misma fe, o sea, cristianos que van a la misma iglesia.
Si ese hermano hace algo injusto en contra tuya, en vez de guardar rencor y tomar venganza en contra de él, debes de apartarlo y hablar con él a solas, para hacerle ver con amor y paciencia que su conducta hacia ti es equivocada.
Si el hermano te escucha y te pide perdón ya que ha sido redarguido, habrás hecho que él vuelva a estar bien con Dios y te habrás quitado de encima a un posible enemigo, convirtiendolo en tu amigo.
Si el hermano no te escucha, y sigue en su necedad, aún así no debes de tomar represalias.

En segundo lugar: (Versículo 16).
Si sigue con su necedad, debes de tomar a dos o tres testigos (Hermanos de la misma iglesia también), y delante de ellos pedirle al hermano agresor que reconozca que su conducta hacia ti fue equivocada.
Así los testigos escucharán a las dos partes y podrán ayudar a conseguir una solución al problema.
Si los oyere el agresor, entonces harán que esté bien con Dios y habrán ganado a un amigo.
Pero si no los oyere y sigue en su necedad, no deben de tomarle rencor.

En tercer lugar: (Versículo 17).
Si sigue con su necedad, se debe de ventilar el caso en un culto, estando toda la iglesia y el pastor presentes, y el agresor también, y se le pedirá una explicación de su conducta, con amor y mansedumbre.
El pastor y los hermanos con más sabiduría cristiana pueden intervenir para encontrarle una solución a las cosas.
Si los oyere, el agresor estará bien con Dios y todos le ayudarán a seguir adelante.
Pero si no los oyere, deben de tenerlo como gentil y publicano, o sea, como un creyente rebelde y el pastor debe de tomar un correctivo, como suspenderlo por un tiempo, y si siguiera con su necedad, es signo de que no es cristiano, no ha nacido de nuevo y necesita arrepentirse para tener un encuentro personal con Jesucristo, recibirlo, y que sea por fin un cristiano verdadero.

En cuarto lugar: (Versículo 18).
Todo lo que ates y desates en la tierra será atado y desatado en el cielo.
Todo lo que lleves de esa manera para solucionar los conflictos en la Iglesia, con los hermanos aquí en la Tierra, tendrá sus consecuencias en el Cielo cuando todos estemos ante la Presencia de Dios.
Además los que hacen el bien en la Tierra, en el cielo tendrán su recompensa, y los que hacen el mal en la Tierra, sufrirán las consecuencias de sus actos.




El ángel de Jehová acampa alrededor de los que le temen, y los defiende...


    Fecha y hora actual: Mar Oct 17, 2017 4:40 am