Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» A punto de mudarnos a otro foro
Ayer a las 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

» ¿Cuántas horas estuvo sepultado Jesucristo?
Lun Jul 17, 2017 6:26 pm por Graciela

» La hermenéutica: arma de dos filos.
Dom Jul 16, 2017 6:19 pm por Graciela

¿Sabías que...


México: Hombre Cambia su Vida de Recluso a Predicador de Niños

Comparte
avatar
Invitado
Invitado

02022017

México: Hombre Cambia su Vida de Recluso a Predicador de Niños

Mensaje por Invitado


Hombre que sufrió desde su niñez, estando recluso muchas veces durante el trayecto de su vida, conoció a Cristo en la cárcel y cambió para siempre. Ahora es un hombre de Dios, compartiendo su testimonio y ayudando a formar niños desamparados.

Román Mayorga aún tiene la Biblia que recibió en la cárcel, pero recuerda lo difícil que fue su vida. Luego de recibir una fuerte paliza por una banda a los 16 años, decidió buscar venganza uniéndose a una banda rival. “Empecé a golpear a la gente”, dijo Román. A los 19 años, Román fue condenado a seis meses de prisión por robar a una empresa. Estando en la prisión, un predicador le habló acerca de Jesucristo, pero al salir libre, siguió con las andadas.


En lugar de unirse a la empresa de su familia de coches, comenzó a robarles, lo que le llevó a su segunda condena. Allí, conoció a otro predicador que visitaba a los presos. Esta vez, Román estaba dispuesto a escuchar. “Me había ido muy mal, así que me pregunté ¿Qué estoy haciendo con mi vida? La estoy desperdiciando”, me dije. El predicador, Carlos Mariñelarena, dio a Román una Biblia y comenzó a discipularlo. “Estudié toda la Biblia en la cárcel, leyendo cada palabra”.

Los primeros siete años después de haber sido liberado de la cárcel, Román oró por su esposa, Dulce, para que también recibiera a Jesucristo como su Señor. Ella lo hizo, y ahora ambos son miembros de una iglesia en México. Ahora Román participa en el ministerio de prisiones de la iglesia, compartiendo su testimonio durante los servicios de culto. “Yo sé que Dios quiere que yo testifique que Él puede cambiar sus vidas como lo hizo conmigo”, dijo Román.

Román y Dulce también operan en uno de los 10 centros de alimentación de los niños de la iglesia en Mazatlán y sus alrededores, labor con más de diez años donde pueden mostrar a los niños el amor de Dios de manera tangible. Román ha aprendido los nombres de un máximo de 80 niños que llegan al centro de alimentación para que pueda orar por ellos y sus familias, una por una.

Cristiano Hoy
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking


    Fecha y hora actual: Jue Ago 17, 2017 2:23 pm