Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» Muere Eduardo del Río (Rius)
Vie Ago 18, 2017 10:25 pm por Graciela

» Atentado en Barcelona
Vie Ago 18, 2017 8:37 pm por Graciela

» A punto de mudarnos a otro foro
Miér Ago 16, 2017 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

¿Sabías que...


Ahorrándoles sufrimientos a nuestros hijos

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 956

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia
11082016

Ahorrándoles sufrimientos a nuestros hijos

Mensaje por Graciela

¿Es lo mismo enseñar las reglas, que enseñar a cumplirlas?


1 Samuel 3:11-13 escribió:11 Y Jehová dijo a Samuel: He aquí haré yo una cosa en Israel, que a quien la oyere, le retiñirán ambos oídos.

12 Aquel día yo cumpliré contra Elí todas las cosas que he dicho sobre su casa, desde el principio hasta el fin.

13 Y le mostraré que yo juzgaré su casa para siempre, por la iniquidad que él sabe; porque sus hijos han blasfemado a Dios, y él no los ha estorbado.
Mucho se ha predicado acerca de esta porción bíblica, acerca de la advertencia de Dios a un padre de familia que no está haciendo lo que le corresponde.

Sin embargo, hoy que mi yerno me pidió que le ayudara a compartir este tema en la Iglesia (continuando con la temática que él comenzó el jueves pasado, en lo referente a instruir a nuestros hijos), la palabra que me resaltó fue "retiñir". Curiosamente esta palabra no tiene una definición muy específica; sin embargo, la clave está en la palabra griega de la cual procede: "retinnīre", que significa "resonar".

Resonar → "Prolongarse o amplificarse [un sonido] por repercusiones repetidas."

Entonces, esta advertencia que Dios le lanza a Elí a través de Samuel se refiere a que, lo que está a punto de suceder, resonará en los dos oídos de quien la oyere. ¿Has estado en un campanario cuando la campana está sonando? Yo no, pero puedo imaginar lo doloroso que debe ser para nuestros oídos.

¿Estamos despertando la ira de Jehová? ¿Estamos a punto de que nuestros oídos retiñan con el sonido de Su Voz? Debes observar a tus hijos.

Síntomas


  • Tomar la Palabra de Dios frívolamente.- Juran o mencionan a Dios para darle más credibilidad a su dicho, aunque estén mintiendo.
  • No leen la Biblia diariamente.- A menos que se les oblique, ellos no toman como compromiso la lectura de la Palabra de Dios.
  • Se les tiene que repetir las reglas una y otra vez.- No las guardan en su memoria ni en su corazón; dependen de que se les estén recordando cada vez.
  • Respuestas recurrentes.- "Se me olvidó", "no me acordaba", "ahorita lo hago", "sólo termino de hacer esto".
  • Tácticas dilatorias o distractoras.- "Es que estaba haciendo esto, mira...", "Es que mi hermano no está haciendo lo que le toca...", "Es que ya tengo que irme...", "Al rato lo hago, ya que termine o regrese..." O simplemente se quedan con la vista fija como "liebre lampareada", a la espera de que termine el la confrontación, y se le permita irse.
  • No hay cambios en sus actitudes.- Siguen siendo vengativos, flojos, desconsiderados, egoístas.
  • Deliberadamente desobedecen.-
    1 Samuel 2:13-16 escribió:13 Y era costumbre de los sacerdotes con el pueblo, que cuando alguno ofrecía sacrificio, venía el criado del sacerdote mientras se cocía la carne, trayendo en su mano un garfio de tres dientes,

    14 y lo metía en el perol, en la olla, en el caldero o en la marmita; y todo lo que sacaba el garfio, el sacerdote lo tomaba para sí. De esta manera hacían con todo israelita que venía a Silo.

    15 Asimismo, antes de quemar la grosura, venía el criado del sacerdote, y decía al que sacrificaba: Da carne que asar para el sacerdote; porque no tomará de ti carne cocida, sino cruda.

    16 Y si el hombre le respondía: Quemen la grosura primero, y después toma tanto como quieras; él respondía: No, sino dámela ahora mismo; de otra manera yo la tomaré por la fuerza.

  • Preferimos no ofender a nuestros hijos con la Palabra de Dios.-
    1 Samuel 2:29 escribió:¿Por qué habéis hollado mis sacrificios y mis ofrendas, que yo mandé ofrecer en el tabernáculo; y has honrado a tus hijos más que a mí, engordándoos de lo principal de todas las ofrendas de mi pueblo Israel?
    Aún cuando ellos desobedecen, seguimos cumpliéndoles sus caprichos.


Causas


  • No enseñar la Palabra de Dios.-
    1 Samuel 2:12 escribió:Los hijos de Elí eran hombres impíos, y no tenían conocimiento de Jehová.
    ¿Hijos de un profeta, y no tenían conocimiento de Jehová?
  • No enseñar a respetar y cumplir las reglas de Dios.-
    Mateo 28:19-20 escribió:19 Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

    20 enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado;
    A veces nuestros hijos tienen mucho conocimiento de la Palabra de Dios, y hasta juzgan y condenan a otros con ella. Pero como podemos observar en este versículo, no basta con que se les predique; hay que enseñarles a que cumplan con las reglas.
  • Buscamos resultados inmediatos.- Veo la conducta inadecuada de mi hijo (dejó su ropa sucia tirada en su cuarto), le hago el consabido recordatorio "¡Ya sabes que tu ropa sucia va en el cuarto de lavado!", nuestro hijo brinca como gato asustado (a veces ni siquiera eso, sino que se mueve lentamente...), y va a poner la ropa sucia en su lugar. Fin de la conversación, y listo para la siguiente (que puede ser en pocos minutos más, con otra conducta inaceptable).
  • Les ahorramos sufrimientos a nuestros hijos.- Cuando vemos que el hijo se está tardando en cumplir con hacer lo que le toca, le recordamos la regla una y otra vez ("Recuerda que cuando no cumples, pasa esto y esto otro..."). Entonces el hijo reacciona a este recordatorio sólo para evadir las consecuencias por esa vez. La siguiente vez hacemos justamente lo mismo.
  • Hacemos ver las consecuencias como castigos.- Cuando se acumula la impotencia y la indignación de la desobediencia de nuestros hijos, comenzamos a hablarles en tono sentencioso: "Te lo dije muchas veces; ahora atente a las consecuencias". Entonces les achacamos a ellos solos la culpa de las consecuencias (como si fueran un castigo), sin aceptar nuestra parte de responsabilidad al habérselas evitado.
  • Queremos inculcar conductas complejas, cuando no somos capaces de inculcar las conductas sencillas y concretas.- Es decir, nuestros hijos continúan sin cuidar no hacer ruido cuando hay alguien dormido, siguen sin hacer su tarea oportunamente a menos que los mandemos a hacerla, aún llegan después de la hora acordada, prometen y no cumplen, siguen utilizando tácticas dilatorias (las mencionadas antes); y todavía queremos que aprendan a ser generosos, obedientes a la Palabra de Dios, solidarios, compasivos, etc.
  • No nos enfocamos en ellos.- Nos distraemos fácilmente en otras cosas: el celular (mayormente), la plática con otras personas, una lectura, las tareas de la casa, el trabajo, etc. No son nuestra prioridad.
  • No somos constantes, no tenemos continuidad.- Por lo mismo que no nos enfocamos en ellos, no estamos concentrados en obtener resultados porque damos una orden y nos olvidamos de verificar que se cumpla; no estamos al pendiente de las necesidades emocionales de nuestros hijos.
  • Estamos enfocados sólo en la manutención de su cuerpo.- Tal vez por ser la parte menos complicada, sentimos que con darles alimento, vestido, casa, estudio y cumplirle sus deseos, ya con eso deberían estar lo suficientemente agradecidos como para esforzarse en ser obedientes.
  • No somos intencionales ni direccionales.- Es decir, cumplimos con decir y recordar y exhortar y sermonear, pero sin ton ni son; no hay sistema, no hay esquema, no hay planificación.

Todo esto da como resultado que... no tengamos resultados. Y además, estamos entrando en la zona de riesgo de que se cumpla la sentencia que el Señor le lanzó a Elí.

¿Estamos dispuestos a afrontar las consecuencias?
1 Samuel 2:31-33, 36 escribió: Viene el día en que toda tu familia perderá importancia; ninguno de tus hijos llegará a viejo. Los pocos que queden como sacerdotes te harán sufrir mucho y también morirán jóvenes... Los pocos que sobrevivan de tu familia se arrodillarán delante del sacerdote fiel, y le suplicarán: “Por favor, denos usted algún trabajo como sacerdotes, para que podamos comer aunque sea un pedazo de pan”».

¿Nos preparamos para responder como respondió Elí?
1 Samuel 3:18 escribió:y Elí dijo:

—¡Que se haga la voluntad de Dios! Él es quien manda.

¿Qué tanto amamos a nuestros hijos?




Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)
porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mateo 26:28)
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,(Ezequiel 11:19)
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. (2 Corintios 3:3)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

avatar

Mensaje el Miér Ene 18, 2017 2:53 pm por Carlos Resendiz

¡Excelente material! Lo acabo de imprimir porque es justo lo que necesito para predicar a los padres de la congregación con respecto a sus hijos...
avatar

Mensaje el Jue Ene 19, 2017 12:06 am por Graciela

¡Alabado sea el Señor! Mientras más se predique al respecto, mejores cristianos estaremos preparando para el ejército del Eterno Orar
avatar

Mensaje el Jue Ene 19, 2017 9:30 am por Carlos Resendiz

Este tema cae como anillo al dedo para exhortar a los padres que cuiden y amen más a sus hijos, a la vez que los eduquen y disciplinen en los Caminos del Señor, por lo que acaba de pasar en Monterrey con el muchacho que disparó a sus compañeros, a su maestra y que luego se suicidó.
avatar

Mensaje el Jue Ene 19, 2017 7:08 pm por Graciela

Es verdad... Lamentable lo que sucedió en Monterrey Triste

Mensaje  por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 2:43 pm