Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» Muere Eduardo del Río (Rius)
Vie Ago 18, 2017 10:25 pm por Graciela

» Atentado en Barcelona
Vie Ago 18, 2017 8:37 pm por Graciela

» A punto de mudarnos a otro foro
Miér Ago 16, 2017 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

¿Sabías que...


EL INEVITABLE DESENLACE.

Comparte
avatar
MANUEL HUENCHUN
Usuario
Usuario

Masculino Mensajes : 111
23022016

EL INEVITABLE DESENLACE.

Mensaje por MANUEL HUENCHUN




1 Corintios 15:55-57

¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?
ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. Más gracias sean dadas a
Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.


       

La muerte es algo en lo que en realidad nadie piensa ni quiere pensar , al solo recordar que esta puede venir de distintas maneras, es por el miedo quizás al dolor, por las experiencias que hemos tenido de seres queridos que han dejado de andar entre los vivos.

       

Cuando niño me paralizaba la idea de pensar que mis padres morirían algún día, recuerdo que tenía unos 8 años, y todas las noches pensaba en eso y lloraba en silencio en mi habitación, la verdad es que no aceptaba la idea de que un día moriremos y dejaríamos de ser, ¡y la realidad es que aún no la acepto! , en el libro de Eclesiastés dice  “y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin”.  Nuestra alma anhela la eternidad, pensamos y andamos como si la muerte nunca fuera a llegar, ese es un indicio de que fuimos hechos para vivir para siempre, pero a duras penas a los 100 años o un poco más es lo que se registran nuestros días en los casos más peculiares. La verdad es que somos enfermos terminales, en lo que a nuestra carne se refiere, (escribo esto con mucha ansiedad y temblor), es duro pensarlo, es triste al solo pensar en las enfermedades de nuestros seres queridos, cuanto más cuando vemos tan de cerca a la muerte amenazando nuestra cercanía.

Pensaba en gente que ha sido amante de Dios pero de todas formas murieron de maneras brutales, algunos de enfermedades, eso en ocasiones nos ha llevado a preguntar ¿Por qué no les pasa las cosas malas a la gente malvada?, pero la biblia hace referencia en  Eclesiastés. “Todo acontece de la misma manera a todos; un mismo suceso ocurre al justo y al impío; al bueno, al limpio y al no limpio; al que sacrifica, y al que no sacrifica; como al bueno, así al que peca; al que jura, como al que teme el juramento”.  La cosa no es que Dios sea un insensible, lo que pasa es que esta vida no es nada comparado con la eternidad, el recuerdo de lo que hay aquí, será como un pestañeo. Y el egoísta juega con su eternidad, Dios no tiene la necesidad de castigarlos en vida, porque ellos se dirigen solos a un abismo tremendo, por más que tengan más oportunidades de tener mejor vida y salud, es inevitable la muerte y la eternidad.  (AL FINAL LEAN EL SALMO 73).

Creo que es irresponsable no pensar en la muerte, pues todos vamos para allá, no me refiero a que deben buscar un cementerio y pagar por adelantado los servicios fúnebres, más bien,  me refiero a saber cuál es el legado que estamos dejando a los que nos siguen , y como estamos con los que vamos de camino a la eternidad.
Debemos considerar siempre el tema de la muerte, porque es un tema muy fuerte y triste,  y que debemos aprender mucho. La biblia dice.  “Mejor es ir a la casa del luto que a la casa del banquete; porque aquello es el fin de todos los hombres, y el que vive lo pondrá en su corazón.”
Eclesiastés 7:2

El dolor que conlleva la muerte es tremendo, y debemos aprender cómo tratarlo, como no permitir que nos inunde en la pena, también  para saber  cómo debemos de reaccionar con los que sufren. Unos de los pasajes más desgarradores del  antiguo testamento es este, Cuando Jacob llora a su hijo José cuando le hicieron creer  que fue asesinado por alguna bestia;
"Se levantaron todos sus hijos y todas sus hijas para consolarlo, pero él no quiso recibir consuelo, diciendo: « ¡Descenderé enlutado junto a mi hijo hasta el Seol! » Y lo lloró su padre."

El dolor de la muerte es muy fuerte y Jesús expresa en el Getsemaní.
“Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo”.

AMEN.



EN ESTE SALMO PODEMOS APRECIAR MAGISTRALMENTE LO QUE TODOS HEMOS SENTIDO EN ALGÚN MOMENTO.
Salmos 73Reina-Valera 1960 (RVR1960)

El destino de los malos
Salmo de Asaf.
Ciertamente es bueno Dios para con Israel,
Para con los limpios de corazón.
En cuanto a mí, casi se deslizaron mis pies;
Por poco resbalaron mis pasos.
Porque tuve envidia de los arrogantes,
Viendo la prosperidad de los impíos.
Porque no tienen congojas por su muerte,
Pues su vigor está entero.

No pasan trabajos como los otros mortales,
Ni son azotados como los demás hombres.
Por tanto, la soberbia los corona;
Se cubren de vestido de violencia.
Los ojos se les saltan de gordura;
Logran con creces los antojos del corazón.
Se mofan y hablan con maldad de hacer violencia;
Hablan con altanería.
Ponen su boca contra el cielo,
Y su lengua pasea la tierra.
Por eso Dios hará volver a su pueblo aquí,
Y aguas en abundancia serán extraídas para ellos.
Y dicen: ¿Cómo sabe Dios?
¿Y hay conocimiento en el Altísimo?
He aquí estos impíos,
Sin ser turbados del mundo, alcanzaron riquezas.
Verdaderamente en vano he limpiado mi corazón,
Y lavado mis manos en inocencia;
Pues he sido azotado todo el día,
Y castigado todas las mañanas.
Si dijera yo: Hablaré como ellos,
He aquí, a la generación de tus hijos engañaría.
Cuando pensé para saber esto,
Fue duro trabajo para mí,
Hasta que entrando en el santuario de Dios,
Comprendí el fin de ellos.
Ciertamente los has puesto en deslizaderos;
En asolamientos los harás caer.
!!Cómo han sido asolados de repente!
Perecieron, se consumieron de terrores.
Como sueño del que despierta,
Así, Señor, cuando despertares, menospreciarás su apariencia.
Se llenó de amargura mi alma,
Y en mi corazón sentía punzadas.
Tan torpe era yo, que no entendía;
Era como una bestia delante de ti.
Con todo, yo siempre estuve contigo;
Me tomaste de la mano derecha.
Me has guiado según tu consejo,
Y después me recibirás en gloria.
¿A quién tengo yo en los cielos sino a ti?
Y fuera de ti nada deseo en la tierra.

Mi carne y mi corazón desfallecen;
Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
Porque he aquí, los que se alejan de ti perecerán;
Tú destruirás a todo aquel que de ti se aparta.
Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien;
He puesto en Jehová el Señor mi esperanza,
Para contar todas tus obras
.
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

avatar

Mensaje el Mar Feb 23, 2016 10:43 pm por Graciela

La muerte es un terreno misterioso para el hombre.

Yo no supe lo que era ver morir a un ser querido, sino hasta que mi madre partió con el Señor en el 2004. La veía inmóvil, y sentía algo tan extraño al verla así, con una expresión plácida pero tan quieta. Pensaba "ya no está ahí". Me esforzaba en recordar las promesas del Señor, de que algún día la volveré a ver, pero de momento y por los dos años siguientes nada podía mitigar el pasmo que provocaba en mí la certeza de que no la volvería a ver al día siguiente, ni el siguiente, y entre más tiempo pasaba, más me alejaba del último momento en que platiqué con ella, la última vez que jugamos Damas Chinas, la última vez que la vi respirar y mirarme... Me abrumaba la certeza de que caminara por donde caminara, por muy lejos que me fuera, aunque le diera la vuelta al mundo tres veces, en ninguna parte la encontraría.

Sin embargo, hay algo muy cierto; mientras estamos vivos y caminando por el mundo, a todos nos impresiona e intimida la idea de la muerte.

Pero he visto que entre más cerca estamos de ese momento, el Espíritu Santo se va fortaleciendo en el hijo de Dios, como inyectando anestesia, protegiendo el corazón y sacando todo temor, toda angustia y toda incertidumbre.
Filipenses 1:21 escribió:Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.
El Señor se encarga de cumplir en nosotros lo que declara Su Palabra.
avatar

Mensaje el Miér Feb 24, 2016 6:14 am por Invitado

Saludos hermanos.

Hay una frase que dice: "PARA MORIR NACIMOS". Pero yo digo que es nuestra responsabilidad aprovechar al máximo el breve tiempo que Dios nos concede en este planeta tierra. Hacer lo mas y mejor posible sin desperdiciar los latidos de nuestro corazón odiando al semejante; menospreciándolo, sobajándolo y eludir toda ocasión para hablarle del verdadero futuro eterno que le aguarda.

Personalmente, he experimentado la muerte de manera cercana en tres ocasiones continuas: La muerte de mi hermana, la de mi madre y mi padre. Cada una separada de la otra apenas por un año.

Sin embargo, Dios ya había tratado conmigo respecto de eso, cuando llamó a su presencia a mi suegra.

Miré y viví de cerca el dolor de ver venir lo inevitable y la desesperación de mi esposa y cuñados y el lógico deseo de retener a su madre a su lado "a como diera lugar."

Fue en una oración que se hizo en la congregación por ella, cuando comprendí que era una actitud EGOÍSTA disfrazada de dolor, ese deseo de mantenerla con ellos sin pensar en el terrible dolor que le ocasionaba el cáncer de páncreas que ya había hecho metástasis en otros órganos.

Tuve que decírselo crudamente a mi esposa: "DEJA QUE TU MAMÁ SE VAYA ¿NO VES QUE EL DOLOR ES INSOPORTABLE?".

Dos años después, me tocó el turno. No voy a negar el dolor que sentí con la partida de cada uno de mis familiares, pero creo que Dios ya me había anticipado un poco de esto y lo asumí con la mayor madurez que pude.

Hoy día, trato de hablar de esto con todas las persona que puedo, pero no todos escuchan y mucho menos quieren entender que, "LA VOLUNTAD DE DIOS ES SOBERANA E INELUDIBLE".

Paz.
avatar

Mensaje el Miér Feb 24, 2016 7:35 am por Graciela

No sólo es soberana e ineludible:
Romanos 12:2 escribió:No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.
El pensamiento occidental tiende a rechazar la muerte y a exaltar la vida, contrario al pensamiento oriental, que acepta ambas como un todo. Se dice que en épocas pasadas los chinos compraban su ataúd y lo colocaban como un mueble en la misma habitación donde dormían, porque para ellos era una tranquilidad el saber que su cuerpo tendría una buena sepultura. Para ellos el morir es tan natural como el nacer.

En lo personal la idea de la muerte no me perturba; y eso me sorprende, porque intelectualmente sé que puede ser algo muy atemorizante por lo mismo que es una experiencia desconocida para todos. La única explicación que puedo encontrar es que el mismo Espíritu Santo me da esa paz que sobrepasa todo entendimiento para no vivir mi vida con el miedo constante a morir, y poder así disfrutarla al máximo haciendo lo único que me hace feliz: servir al Señor.
Arieh65 escribió:es nuestra responsabilidad aprovechar al máximo el breve tiempo que Dios nos concede en este planeta tierra.
Yo creo que el mejor consejo que le podemos dar a una persona con temor a morir, es que le pida al Señor que le dé paz en su corazón y mucha fe para creerle que estaremos con Él por la eternidad.
avatar

Mensaje el Miér Feb 24, 2016 7:06 pm por Invitado

@Graciela escribió:El pensamiento occidental tiende a rechazar la muerte y a exaltar la vida, contrario al pensamiento oriental, que acepta ambas como un todo.

No es una generalidad hermana, el pueblo Judío piensa muy distinto de sus "medios hermanos" los Árabes. Particularmente, los radicalistas (Mira el final de este cortísimo vídeo):


La idiosincrasia occidental tocante a la muerte parte de la premisa judeo-cristiana básicamente.
Es cierto que muchos temen exacerbadamente a morir, pero los hijos de Dios sabemos esto:

Marcos 12:27 escribió:Dios no es Dios de muertos, sino Dios de vivos...

Por último. Lo que mencioné hermana, y que trajiste a colación:

@Graciela escribió:@Arieh65 escribió:
es nuestra responsabilidad aprovechar al máximo el breve tiempo que Dios nos concede en este planeta tierra.

Esta es la CITA COMPLETA DE LO QUE ESCRIBÍ:

Arieh65 escribió:Pero yo digo que es nuestra responsabilidad aprovechar al máximo el breve tiempo que Dios nos concede en este planeta tierra. Hacer lo mas y mejor posible sin desperdiciar los latidos de nuestro corazón odiando al semejante; menospreciándolo, sobajándolo y eludir toda ocasión para hablarle del verdadero futuro eterno que le aguarda.

Hacía referencia a esto:

2 Timoteo 1-2 escribió:Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

Paz.
avatar

Mensaje el Miér Feb 24, 2016 10:24 pm por Graciela

Arieh65 escribió:No es una generalidad hermana, el pueblo Judío piensa muy distinto de sus "medios hermanos" los Árabes. Particularmente, los radicalistas (Mira el final de este cortísimo vídeo):
Oh, sí, estoy de acuerdo con eso... Al decir pensamiento oriental, no me refería precisamente al Medio Oriente, sino más bien al lejano oriente, los que profesan esas religiosas como el budismo, hinduísmo, etc.
avatar

Mensaje el Jue Feb 25, 2016 10:35 am por MANUEL HUENCHUN

El ateo Sam Harris, el que escribió "Una carta a una nación cristiana" , ofrece el budismo como una forma de respuestas a las incógnitas de la vida, y es una forma de tomar las cosas buenas del sentido común, pero dejando de lado a Dios.pero esconde mucho egocentrismo sin ningún propósito..
avatar

Mensaje el Jue Feb 25, 2016 10:47 am por Graciela

El asunto es que en realidad el hombre no necesita a Dios para ser "una buena persona" ante los demás hombres; y ciertamente todas esas filosofías y doctrinas que exaltan el ego, son muy buenas cuando se siguen al pie de la letra, porque sí le permiten al ser humano levantarse por encima de las pasiones humanas.

El eterno problema es... la eternidad.
Santiago 1:23-24 escribió:Porque si alguno es oidor de la palabra pero no hacedor de ella, éste es semejante al hombre que considera en un espejo su rostro natural. Porque él se considera a sí mismo, y se va, y luego olvida cómo era.
El ser humano se ve reflejado en los demás, en lo que la gente percibe de ellos, lo que piensan, el concepto en que lo tienen; no es capaz de voltear su rostro a Dios para compararse con Él.

Entonces, ¿sirve de algo ser bueno? En esta vida sí, porque esas personas se sienten bien al lograr lo que otros no logran; les produce satisfacción probarse a sí mismos, y vencer su propia naturaleza.

Pero el verdadero problema es... la eternidad. Porque para alcanzar la eternidad tendríamos que ser como Dios, y eso es imposible para el ser humano. Por eso tuvo que venir Jesucristo. Porque cuando el Espíritu Santo nos da vida, nos hace nacer de nuevo e imprime en nosotros la naturaleza de Dios.

Entonces nosotros ya no nos comparamos con los demás seres humanos, sino con Jesucristo.
Filipenses 3:13-14 escribió:13 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,

14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Mensaje  por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 2:34 pm