Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» Muere Eduardo del Río (Rius)
Vie Ago 18, 2017 10:25 pm por Graciela

» Atentado en Barcelona
Vie Ago 18, 2017 8:37 pm por Graciela

» A punto de mudarnos a otro foro
Miér Ago 16, 2017 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

¿Sabías que...


End of the Spear (El final del espíritu)

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 956

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia
19052015

End of the Spear (El final del espíritu)

Mensaje por Graciela

¿Has estado batallando para perdonar algo? ¿Una ofensa, una traición, un mal gesto?

Creo que todos los habitantes del mundo occidental (y la mayoría del mundo oriental) conocen esa premisa universal de la necesidad de perdonar. Muchos lo ven sólo como algo positivo para nuestro ser interior; otros lo vemos como un mandato del Dios en el que creemos.

Sin embargo, unos y otros estamos de acuerdo en que perdonar es de lo más difícil... Creo que es con lo que todos, creyentes y no creyentes, siempre lidiamos a veces sin éxito, a veces con éxito después de un largo tiempo y múltiples obstáculos.

Incluso hemos llegado a asegurar que hay ofensas que son simplemente imperdonables. No nos hemos puesto muy bien de acuerdo en cuáles exactamente, porque creo que más bien depende de lo que sea más complicado para cada persona. Hay mujeres que perdonan con cierta facilidad las infidelidades de sus maridos; algunos (los que se dicen que tienen "sangre de horchata"), se sienten muy impulsados a perdonar casi todo: desdenes, rechazos, injusticias, etc.

Existe un dicho muy popular: Perdono, pero no olvido. Otros consideran que perdonar es olvidar la ofensa.

Te invito a que veas esta película .
He aquí el hijo de uno de los misioneros asesinados...
¿Sabes a quién está abrazando?... A uno de los asesinos de su padre, Mincaye.

¿Qué piensas al respecto? ¿Crees que es un tonto por haber perdonado al asesino de su padre? ¿O tal vez piensas que esa fotografía no es real, que están mostrando una actitud hipócrita, y que la verdad es que no lo perdonó en lo absoluto?

¿Tú qué harías en el lugar de Steve Saint?

Mateo 6:14-15 escribió:

Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas




Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)
porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mateo 26:28)
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,(Ezequiel 11:19)
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. (2 Corintios 3:3)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking


    Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 2:35 pm