Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» Muere Eduardo del Río (Rius)
Ayer a las 10:25 pm por Graciela

» Atentado en Barcelona
Ayer a las 8:37 pm por Graciela

» A punto de mudarnos a otro foro
Miér Ago 16, 2017 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

¿Sabías que...


¡¡Y se fueron las hormigas!!

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 956

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia
25092014

¡¡Y se fueron las hormigas!!

Mensaje por Graciela

No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada. (Salmos 91:10)

El jueves anterior a mi regreso a casa, estando en el servicio de oración de la Comunidad Cristiana Creciendo en Victoria, Sebastián (un adolescente de la congregación) nos pidió oración a causa de la plaga de hormigas que había en la cocina de su casa. Cuando mi yerno (el pastor) le recomendó que pusiera polvo contra hormigas, él le dijo que ya lo habían intentado, pero sin resultado. A mí me tocó ver la plaga, y verdaderamente que era algo impresionante, ¡todo el lavaplatos estaba tapizado de hormigas!

El pastor se quedó un segundito viéndolo, y entonces, seguramente inspirado por el Espíritu Santo, le dijo:
Vamos a orar para que el Señor quite esa plaga de hormigas, porque dice el Salmo 91 que ninguna plaga tocará nuestra morada.

Comenzamos a orar y a reprender esa plaga de hormigas, en la casa de Sebastián y también en la casa de la hermana Sugey.

Dos o tres días después, Sebastián compartió conmigo que después de que oramos, las hormigas desaparecieron de su cocina cheers

Llegando yo a casa el domingo, una de las primeras cosas que noté es que había hormigas en mi cocina. Ya hacía meses que no veía, así que me llevé una sorpresa bastante desagradable. No eran muchas, y además yo llegué súper complicada con el tiempo, así que en ese momento no les puse atención.

Pero antier me di a la tarea de ver qué hacer con ellas, y  seguí el caminito hasta dar con un tomacorriente que no se está usando, por el que estaban entrando a la cocina. Entonces le eché Raid, y aparentemente acabé con ellas; pero al día siguiente en la mañana ¡oh, sorpresa! ¡ahí estaban de nuevo! Las volví a quitar, pero siguieron apareciendo durante el día. Por la noche, ya estaba entrando en desesperación, pues sin dinero ni para comprar agua para tomar, no estaba en posibilidades de comprar el dichoso polvo contra hormigas.

De pronto, recordé lo que había dicho el pastor, y aunque no recordaba cuál Salmo era, me apropié de él, y les dije a las hormigas:
Yo, en el Nombre de Jesús escribió:Dice la Palabra de Dios que ninguna plaga estará en mi casa, así que, hormigas, las reprendo en el Nombre de Jesús. Rechazo toda plaga de hormigas, cucarachas, mosquitos, ciempiés, arañas o cualquier otro insecto; no los acepto en mi casa, los expulso, los echo fuera, se van en este momento en el Nombre de Jesús, y no vuelven más.
Me fui a dormir, confiando en el Señor... ¿Y qué creen? ¡Al día siguiente ya no había hormigas! Ni han vuelto. La Palabra de Dios está viva, y la Sangre de Cristo sigue limpiando nuestras vidas, nuestras casas, nuestras familias, en todos los sentidos, ¡aleluya! cheers

Vale la pena leer todo el Salmo 91, ¡es una maravillosa expresión del amor y del eterno cuidado de nuestro Padre hacia sus hijitos!
Salmos 91 escribió:El que habita al abrigo del Altísimo
Morará bajo la sombra del Omnipotente.

2 Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío;
Mi Dios, en quien confiaré.

3 El te librará del lazo del cazador,
De la peste destructora.

4 Con sus plumas te cubrirá,
Y debajo de sus alas estarás seguro;
Escudo y adarga es su verdad.

5 No temerás el terror nocturno,
Ni saeta que vuele de día,

6 Ni pestilencia que ande en oscuridad,
Ni mortandad que en medio del día destruya.

7 Caerán a tu lado mil,
Y diez mil a tu diestra;
Mas a ti no llegará.

8 Ciertamente con tus ojos mirarás
Y verás la recompensa de los impíos.

9 Porque has puesto a Jehová, que es mi esperanza,
Al Altísimo por tu habitación,

10 No te sobrevendrá mal,
Ni plaga tocará tu morada.

11 Pues a sus ángeles mandará acerca de ti,
Que te guarden en todos tus caminos.

12 En las manos te llevarán,
Para que tu pie no tropiece en piedra.

13 Sobre el león y el áspid pisarás;
Hollarás al cachorro del león y al dragón.

14 Por cuanto en mí ha puesto su amor, yo también lo libraré;
Le pondré en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.

15 Me invocará, y yo le responderé;
Con él estaré yo en la angustia;
Lo libraré y le glorificaré.

16 Lo saciaré de larga vida,
Y le mostraré mi salvación.
Hay varios cantos basados en este salmo, pues es precioso. Incluso lo cantábamos en el coro de la Iglesia a la cual fui por primera vez, recién convertida a Cristo, la Iglesia de la Cantera, con la hermana Hilda Cambustón.



Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)
porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mateo 26:28)
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,(Ezequiel 11:19)
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. (2 Corintios 3:3)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking


    Fecha y hora actual: Sáb Ago 19, 2017 9:51 am