Plantando la Eternidad

Entrando por la Puerta Estrecha


Si amas a la madre, amas al hijo

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 974

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia

Si amas a la madre, amas al hijo

Mensaje por Graciela el Lun Nov 18, 2013 2:50 pm


Es muy frecuente que cuando una mujer, por diversos motivos, queda sola con hijos, y encuentra un compañero, éste no acepte muy bien al hijo ajeno.

También es muy frecuente que cuando una pareja se separa de forma violenta, uno o la otra (o ambos) desarrollen odio hacia el ex-cónyuge, y que ese odio también se traslade contra el hijo que hubieran procreado durante su relación.

Es lamentable ver esa situación en que la madre tome como arma al hijo para irse en contra del papá del niño, chantajeándolo con él, y utilizándolo para perjudicar a su ex-pareja, impulsada por el odio; y sin detenerse a pensar en el bienestar de su propio hijo. En nuestra infancia, a mis hermanos y a mí nos tocó vivir esa traumática experiencia.

Hasta la fecha sigo sin entender cómo es que una persona puede llegar a aborrecer a tal grado a su propio hijo, llevada por el aborrecimiento a su ex-cónyuge.

No hay excusa para ninguna de las situaciones anteriores.

En el primer caso, por lo general lo que se le dice al hombre es: si amas a la madre, amarás también al hijo. Pero tal vez ahí esté el problema, en que el hombre posiblemente NO ame a la madre, sino sólo sienta atracción física hacia ella, o la vea como un premio que ganó en una competencia.

El segundo caso todavía es más aberrante, pues estamos hablando de un aborrecimiento hacia el propio hijo, el de la propia sangre.

Hoy en mi devocional diario, algo que leí me trajo a la mente estos problemas que se han vuelto tan comunes en nuestra sociedad.
1 Juan 5:1b escribió:Y recordemos que, si amamos al Padre, también debemos amar a los hijos de ese mismo Padre.
En este versículo, Juan estaba hablando de nuestro Padre celestial. Pero sabemos que toda la Escritura se puede aplicar a nuestra época actual, a nosotros mismos. De manera que ahí está. Dios nos dice claramente lo que la costumbre popular dice: "Si amas al padre o a la madre, también debes amar a los hijos de esos padres".

La clave de todo esto es "amar", y de hecho creo que ahí está la dificultad.

Cuando la pareja se divorcia, por lo general es porque dejan de quererse, es decir, dejan de tener sentimientos de afecto uno por el otro. Y confunden las cosas. Creen que eso es "dejar de amarse", cuando en realidad el amor no tiene nada que ver con eso, porque amar NO es un sentimiento, sino una decisión... La decisión de hacer o sentir lo que está en la Voluntad de Dios. Una cosa es dejar de tener sentimientos de afecto suficientes como para querer estar juntos. Y otra cosa muy distinta dejar de respetarse, atenderse, relacionarse y tener consideraciones uno por el otro. Creemos que si atendemos al ex-cónyuge y somos considerados con él/ella, esto se tomará como que todavía quiero estar con él/ella; pero en realidad esto no es así.

Veamos qué es amar:

  • Es tener paciencia.
  • No sentir envidia.
  • Comportarnos con amabilidad.
  • No sentirnos superiores a los demás.
  • Ser generoso.
  • No decir groserías, ni insultos, ni amenazas contra nadie.
  • Ser tolerantes, y procurar no enojarnos por cualquier cosa.
  • Esforzarnos por ver lo bueno y no lo malo de las personas.
  • No estar refiriendo los favores, ni tratar de cobrarlos.
  • Perdonar a los que nos han hecho daño en el pasado.
  • No fomentar las malas acciones, ni simpatizar con los que las planean.
  • Aplaudir a los que toman buenas decisiones, apegados a la verdad.
  • Comprometernos a aguantar, creer y perdonar todo.

Como te puedes dar cuenta, podemos decidir, en caso dado, seguir amando a nuestro ex-cónyuge, sin el riesgo de trasmitir el mensaje equivocado; de esta forma tú te beneficias, y se beneficia tu propio hijo. Y también, en este caso, podemos (y debemos) amar al hijo de nuestra actual pareja. Y podemos confiar en que Dios bendecirá esta decisión porque
1 Pedro 4:8 escribió:Sobre todo, ámense mucho unos a otros, porque el amor borra los pecados



¿Te ha gustado este contenido? Puedes darle Like, y compartirlo en las Redes Sociales.Para responder temas, requerido registrarse y presentarse.Antes de responder, favor de leer el Reglamento.¿No puedes ver los links? Eso es porque te falta registrarte y presentarte.
¿Ha llegado tu tiempo de rendirte al Creador todopoderoso? No lo dejes para después, es mejor ahora que tarde. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] te decimos la forma de entregarle tu vida y comenzar a vivir la vida abundante que Él ha prometido a los que le aman.

    Fecha y hora actual: Dom Sep 24, 2017 7:05 am