Plantando la Eternidad

Foro evangelístico para conocer las cláusulas del Nuevo Pacto.

Enlaces de interés

TUTORIALES

Últimos temas

» Muere Eduardo del Río (Rius)
Vie Ago 18, 2017 10:25 pm por Graciela

» Atentado en Barcelona
Vie Ago 18, 2017 8:37 pm por Graciela

» A punto de mudarnos a otro foro
Miér Ago 16, 2017 4:24 pm por Graciela

» El Origen de la Navidad
Mar Ago 15, 2017 8:15 pm por Graciela

» ¿Se Debe de Festejar la Navidad, o no?
Mar Ago 15, 2017 7:41 pm por Graciela

» Widget ¿Sabías que....?
Mar Ago 15, 2017 12:55 pm por Graciela

» Mi fe renovada, enriquecida y amplificada
Mar Ago 15, 2017 12:02 am por Graciela

» Nos quedamos en este foro
Dom Ago 13, 2017 10:38 pm por Graciela

» Mi mejor amigo me confundió
Dom Ago 06, 2017 12:10 pm por Graciela

» ¿Sabías que no hay base bíblica para el cambio del sábado al domingo?
Lun Jul 17, 2017 11:50 pm por Graciela

¿Sabías que...


La obesidad de los niños es responsabilidad... ¿de quién?

Comparte
avatar
Graciela
Administrador
Administrador

Femenino Mensajes : 956

Currículum
Grado de Estudios: Normal Superior
Años de Experiencia: 28 años
Especialidad(es): Historia
07112013

La obesidad de los niños es responsabilidad... ¿de quién?

Mensaje por Graciela

Recientemente me vi en la necesidad de entrar a la PROFECO de aquí de Hermosillo, y me encontré con un estante con varias revistas y folletos gratuitos. Tomé varios, y entre ellos me llamó la atención uno que se titula así, "La obesidad de los niños es nuestra responsabilidad".

En este punto, yo me pregunté: ¿Nuestra? ¿Nuestra de quién, y en qué medida?

El folleto menciona tres tipos de factores que pueden provocar dicha obesidad:

  • FACTORES CUTURALES.- Gustos por la comida rápida, fácil, práctica y más sabrosa; el tipo de vida sedentario; la influencia de los medios de comunicación. Curiosamente estos factores sí son culturales, pero DE LOS PAPÁS, no de los niños. Me explicaré: ¿Puede un niño de ocho meses "decidir" que le gusta más una papilla de Gerber, que una papilla hecha con productos naturales? ¿Puede un niño de dos años preferir "preparar" una sopita instantánea, más sabrosa, que comer la sopa de verduras que preparó mamá? ¿Un niño de cuatro años puede aferrarse a quedarse viendo la tele en lugar de ayudarle a su papá a limpiar el patio de la casa? ¿Qué capacidad tiene el niño de decidir ver o no los comerciales mientras está sentado por horas frente al televisor?
  • FACTORES PSICOSOCIALES.- Pertenecer a un grupo por medio de la comida que todos consumen (comida chatarra). Aquí también se menciona por encimita el "bullying" que está tan de moda entre los psicológicos, argumentando que las burlas de los compañeros por el exceso de peso puede provocar que el niño se refugie en los alimentos. ¿Qué puede pasar en la vida de un niño para que a los seis años que entra a la primaria, ya tenga sobrepeso? ¿Qué puede provocar que el niño de seis años con buena salud, de pronto comience a perder sus buenos hábitos alimenticios?
  • FACTORES BIOLÓGICOS.- Genética, fallas del metabolismo, problemas hormonales. ¡Niños menores de seis años con fallas en el metabolismo y problemas hormonales! Y aparte, se ha comprobado que los factores genéticos son sólo eso: factores genéticos, no enfermedades que por necesidad tienen que contraerse.

Se ha sabido que el niño que es obeso durante los primeros cinco años de vida, es más propenso a tener fallas en el metabolismo en la edad adulta, y por consiguiente, tener sobrepeso.

¿Puede un niño desde recién nacido hasta los cinco años de vida decidir su tipo de alimentación? ¿Se puede dar el "lujo" de cometer errores y tomar decisiones equivocadas al respecto? ¿O es que depende casi exclusivamente de lo que sus padres le ofrecen?

Me llamó la atención que en el folleto NO mencionan a los padres de forma directa, como que los niños están a cargo de sí mismos desde siempre, y han tomado malas decisiones, y por eso tienen sobrepeso.

Veamos los FACTORES CULTURALES: ¿Quiénes son los que prefieren la comida rápida y fácil? LOS PAPÁS. ¿Quiénes son los que se inclinan por las comidas más sabrosas aunque menos saludables? LOS PAPÁS. ¿Quiénes son los que deben promover actividad física en sus hijos desde que son bebés? LOS PADRES. ¿Quiénes son los que pueden controlar el tiempo que sus hijos pasan frente al televisor? LOS PADRES. ¿De dónde saca el niño las chucherías que come cuando está viendo la televisión? LOS PAPÁS LAS COMPRAN.

Ahora veamos los FACTORES PSICOSOCIALES: ¿Por qué un niño de seis años puede llegar a sentirse tan inseguro en la Escuela, como para tener tal necesidad de pertenecer a un grupo? Tal vez sus papás pelean mucho en casa, o hay alguna disfunción familiar como el alcoholismo, o los papás no se han puesto de acuerdo en la crianza de los hijos, y uno es 100% permisivo; tal vez ambos papás trabajan y no se dan tiempo para concentrarse en la crianza de sus hijos. La inseguridad de un niño de seis años es provocada en gran medida por una falla en la educación por parte de sus padres.

¿Por qué un niño tiene tanta hambre en la Escuela, que come lo que sea que vendan en la tiendita escolar? Desde que el niño entra a la primaria (y según las mismas mamás lo refieren), por decisión propia deja de ingerir desayuno antes de irse a la Escuela (OMG ¡el niño de seis años puede más que la mamá!). Las mismas madres se defienden diciendo: "¡No hay manera de hacerlo que desayune!". Pero la realidad es que muchas de ellas prefieren aceptar esa decisión de su hijo con tal de poder quedarse dormidas otros minutos más; en estos casos acallan su conciencia dándoles dinero para que se desayunen en la Escuela. Entonces ¿quién promueve que el niño consuma alimentos chatarra en la Escuela? LOS PADRES.

FACTORES BIOLÓGICOS: En lo personal no puedo asegurar qué tanto influye la herencia para que una persona adquiera tal o cual enfermedad; lo que sí he sabido es que los factores hereditarios sólo son una "predisposición" a ciertas enfermedades, mas no un hecho que por fuerza se va a padecer de dicha enfermedad. El mismo folleto dice así:
Sin embargo, el número de casos cuya causa obedecen a estos factores no son representativos de la "epidemia" de obesidad que hoy en día están padeciendo nuestros niños.
Ya como no queriendo la cosa, en las Conclusiones, el folleto menciona como de pasadita, la participación de los padres en el problema de obesidad de los niños.
El folleto escribió:Algunos investigadores señalan que son seis los niveles participantes en la prevención de la obesidad infantil: la familia, la escuela, los profesionales de la salud, el gobierno, la industria y los medios.
Si acaso, yo consideraría que "la familia", cuya influencia comienza desde que el niño es concebido (¿has visto mujeres que fuman, ingieren alcohol, o comen cochinada y media durante el embarazo?), es determinante para que el bebé, en lo que se convierte en niño, adolescente, joven y adulto, pueda "defenderse" de la mala influencia de los demás niveles participantes: escuela, profesionales, gobierno, industria y medios.

Hace más de veinte años me quedé sola criando a mis cuatro hijos. La mayor ya era adolescente, pero los tres varones eran unos niños todavía, y el menor de ellos ni siquiera había entrado a la primaria.

Trabajando como maestra de secundaria, disponía de muy poco tiempo para dedicarles a mis hijos, ya que por cada hora de clase que impartía, había varias horas previas de preparación, y varias horas posteriores revisando tareas y calificando exámenes. Aún así, siempre me esforcé en ocuparme de la alimentación de mis hijos, pues los visualizaba como maquinitas que diariamente requerían combustible para generar la energía necesaria para moverse, jugar, estudiar, y vivir...

Durante años me levanté a las 4:30 am para poder dejarles el desayuno listo sobre la barrita, para que lo comieran antes de irse a la Escuela: huevos revueltos, frijoles, pan o tortilla, licuado, fruta con yoghurt, y a veces también jugo de naranja. Era lo mismo que desayunaba yo también antes de irme a trabajar.

Al principio intentaron que les diera dinero para gastar en la Escuela.
¿Para gastar en qué?  - En la cooperativa...
¿Qué vas a comprar? -Lo que sea...
¿Te da hambre en la Escuela?- No...
¿Entonces para qué quieres comer algo a media mañana? -Porque todos los demás comen...
Pues comen porque de seguro sus mamás no se levantan a darles desayuno, ¿verdad? -No, no se levantan...
Entonces tú no ocupas comer nada, para eso te doy desayuno en la mañana. Si te da hambre en la Escuela, es que debo darte más desayuno. -No, así está bien.

En aquel entonces no se consideraba necesario comer cinco veces al día, como ahora. Pero aún a pesar de que sólo hacían tres comidas al día, gracias a Dios crecieron saludables y con muy buenos hábitos alimenticios. La mala costumbre de comer comida chatarra la adquirieron ya de adultos Muy Mal 

Como maestra, con mucha frecuencia escuchaba las quejas de las madres de que sus hijos les sacaban dinero para comprar en la cooperativa. ¿Y por qué? Porque les daba hambre a la hora del recreo. ¿Y por qué? Porque no desayunaban en casa. ¿Y por qué no desayunaban? Porque no les daba hambre tan temprano. ¿Y desde cuándo dejaron de desayunar? Desde que entraron a la Primaria. ¿Y por qué no lo obligó en aquel entonces a que siguiera desayunando? ............................................................. Aquí la madre enmudecía, o soltaba alguna risita nerviosa... Si pudo más que la madre el niño de seis años , ¿cómo esperaba que el adolescente de 12 años le hiciera caso?

Hoy en día el gobierno de México está tomando cartas en el asunto, y para apoyar en el combate a la obesidad infantil, ha decretado cambios en la calidad de los alimentos que se les ofrecen a los niños en las escuelas de nivel básico y medio básico. Sin embargo, hasta que los padres valientemente reconozcamos la enorme y decisiva responsabilidad que tenemos en este asunto, el combate contra la obesidad infantil será verdaderamente eficiente.

Mientras tanto, no va a pasar de folletitos como éste de la Profeco, y discursos "light" por parte de las autoridades, tratando de protegernos las espaldas a los padres de familia, porque finalmente... somos los que votamos ¿qué no? No lo sé



Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (Jeremías 31:33)
porque esto es mi sangre del nuevo pacto, que por muchos es derramada para remisión de los pecados. (Mateo 26:28)
Y les daré un corazón, y un espíritu nuevo pondré dentro de ellos; y quitaré el corazón de piedra de en medio de su carne, y les daré un corazón de carne,(Ezequiel 11:19)
siendo manifiesto que sois carta de Cristo expedida por nosotros, escrita no con tinta, sino con el Espíritu del Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne del corazón. (2 Corintios 3:3)
Compartir este artículo en : Excite BookmarksDiggRedditDel.icio.usGoogleLiveSlashdotNetscapeTechnoratiStumbleUponNewsvineFurlYahooSmarking

avatar

Mensaje el Dom Nov 22, 2015 12:43 pm por MANUEL HUENCHUN

D:

MI HIJO ESTA GORDITO Triste ...

Y TIENE MUCHA RAZÓN, LO TENGO ACOSTUMBRADO A LA CHATARRA Y LO QUE SE HACE MAS RÁPIDO D:,

DEBO CAMBIAR LOS MALOS HÁBITOS.

GRACIAS HERMANA :)
avatar

Mensaje el Dom Nov 22, 2015 10:56 pm por Graciela

Agradezco a Dios tus palabras, Manuel, pues cuando redacté este artícuo (como lo hago con todos), oré al Señor pidiéndole que fuera de bendición para los que lo leyeran.

Ignoro si ha habido más bendecidos, pero al menos ya tengo constancia de uno: tú :)

Que el Señor siga bendiciéndote, querido hermano.

Mensaje  por Contenido patrocinado


    Fecha y hora actual: Lun Ago 21, 2017 2:35 pm